La hora del baño

Cuando llega la hora del baño, los hurones, como muchos otros animales, puede mostrarse muy asustados y estresados, o por contrario muy contentos… 

Esto básicamente se basa, en que lo hurones domésticos están en su jaula o suelto por caso, pero no tienen nunca contacto directo con el agua (menos con el agua que usan para beber). 

Esto quiero decir, que el primer chapuzón, será algo nuevo para nuestro hurón y generalmente reaccionan con mucho miedo.

 

¿Cada cuanto baño a mi hurón?

La piel de los hurones, produce unos aceites corporales, que son en parte, los causantes de su olor. Pero al bañarlos, eliminamos esos aceites y hacemos que la piel de nuestro hurón se ponga a trabajar para producir más aceites. Esto quiere decir, que si lo bañamos con mucha frecuencia, la piel se acostumbrará a producir más aceites y nuestro hurón olerá más. 

Por eso, también es común, que justo después del baño, nuestro hurón huela más, incluso más que antes, antes que sus organismo se calme un poco y sus aceites se “asienten” un poco. 

Se aconseja bañarlo como máximo 1 vez al mes, aunque contra más podamos aguantar mejor, a no ser que se haya ensuciado fuera de casa con barro o algo por el estilo. 

 

Pasos para bañar al hurón

  1. Tener preparado todo antes del baño 
    Antes de sacar el hurón de la jaula o de meterlo en el baño, tenemos que tener todo preparado. Básicamente necesitaremos: 
    • Un champoo para hurones
    • Llenar un recipiente o la bañera con agua templada. Con unos 10cm de altura para que le cubra media cuerpo es suficiente. (cuando nuestro hurón se acostumbre al agua, y si le gusta, podemos ponerle más para que pueda nadar y jugar) 
    • Tener preparada una toalla para secarle un poco después del baño. 
    • Podemos ponerle algunos de sus juguetes de goma dentro del agua para que reconozca algún olor.
  2. Enseñarle el agua 
    Antes de empezar el baño, podemos meterlo poco a poco, y dejarlo un par de minutos para que se acostumbre al agua y se familiarice con ella. Nosotros podemos jugar con el un poco dentro del agua. Posiblemente, como no estará acostumbrado al jugar con el dentro del agua intentará trepar por nuestro brazo para salir de ahí.
  3. Enjabonado 
    Ya podemos empezar con el enjabonado. Para esto podemos cojerlo con una mano, y fuera del agua, darle un masaje con el jabón por todo su cuerpo. Es recomendable, separarnoslo bien del cuerpo y que este de espaldas a nosotros para que no intente agarrarse a nosotros.
  4. Aclarado 
    Cuando ya esta podemos dejarlo otra vez en el agua para que se aclaré un poco, con cuidado de que no le entre mucho jabón en los ojos, aunque los jabones especificos de hurones, ya estan preparados para que no les irrite los ojos. Finalmente, lo cojermos y lo aclararemos nosotros a mano con cuidado que no salga el agua con mucha fuerza.
  5. Secado 
    Lo mejor es vaciar la cubeta del agua o la bañera, y dejarlo un poco a su aire para que el mismo se sacuda y se seque un poco, así el solo se quitará lo “más gordo”. Después lo cojemos y lo secamos con la toalla. También se puede secar con el secador, teniendo mucho cuidado con el aire caliente para no quemarle. El secador no es muy recomendable si vemos que nuestro hurón esta muy asustado, porque lo estresaríamos más…
  6. Cepillado 
    Después de un buen baño, nada mejor que un buen cepillado para darle el toque final a nuestro hurón, y quitarle todo sus pelitos sueltos.. También consiguiremos relajarle un poco.
  7. Un buen premio! 
    Después de toda esta batalla solo queda premiar a nuestro hurón con un buen premio por lo bien que lo ha hecho!!

 

Información extraída de Huronadictos.com