Higiene del erizo

El baño

A los erizos se les puede bañar, aunque no con demasiada frecuencia. A veces puede ser necesario y conveniente; para mejorar procesos de piel muy seca es muy beneficioso dar un baño que suaviza la piel. En épocas de cambio de púas también puede aliviar las molestias que sufre el erizo.

Para bañar a nuestro erizo
 necesitamos:

 

un champú suave, como puede ser el Johnson Baby, un champú para cachorros de buena calidad o cualquier champú suave que contenga avena.

. un cepillo de dientes de cerdas suaves.

. una toalla.

. un secador de mano.

Importante:
No
 se deben usar champús que lleven aceite de árbol de té, ya que son muy tóxicos para los erizos, pudiéndoles ocasionar intoxicaciones e incluso la muerte.

 

Fases en el baño:

  1. Llenamos un recipiente (puede ser un lavabo) con agua templada (40ºC), en la que añadimos algo de champú.
  2. Metemos con suavidad a nuestro erizo y le vamos echando agua por encima de las púas, evitando ojos, oidos y nariz.
  3. Le vamos dando con el cepillo de dientes sobre las púas. Lavamos bien también toda la zona del vientre.
  4. Enjuagamos bien al animal, con agua templada sin jabón.podemos utilizar una pequeña taza para echarles el agua despacio, evitando que caiga en ojos, oidos y nariz. En casos de piel seca podemos añadir en este agua de enjuague aceite para suavizar la piel.
  5. Nadar. Podemos llenar la bañera con algo de agua templada y aprovechar para que nuestra mascota haga un poco de ejercicio, mientras nada un rato.
  6. Secado: en una primera fase hemos de secar bien con una toalla y luego podemos utilizar un secador de mano, teniendo cuidado de no acercarlo demasiado al animal. Hemos de procura un lugar cálido para las primeras cinco o seis horas despúes del baño, ya que siguen estando húmedos durante ese tiempo.

 

Higiene de los pies

Los pies del erizo merecen un cuidado especial, ya que suelen ensuciarse

con facilidad, con restos de excrementos.

Es mayor el acúmulo de suciedad si nuestro erizo utiliza una rueda de ejercicios, ya que acostumbran a hacer sus necesidades sobre la misma mientras corren.

Podemos humedecer los pies con agua templada y retirar los restos de suciedad, con precaución de no dañar las pequeñas patas de nuestra mascota.

 

Corte de uñas

Las uñas de los erizos pueden crecer demasiado al estar en cautividad, y por ello han de ser recortadas. Las uñas de las patas posteriores son más largas que la delanteras, con lo cual hemos de revisarlas aún teniendo las delanteras con una buena longitud.

El mejor momento para el corte, es tras el baño, ya que por acción del agua, las uñas están reblandecidas y cuesta menos cortarlas.

Hemos de tener precaución de no cortar el pequeño vaso sanguíneo que discurre por el interior de la uña, y habremos de cortar respetando una distancia hasta el mismo.

 

Podemos utilizar un cortauñas especial para mascotas pequeñas o uno de personas (son adecuados los de bebés), siempre con extremo cuidado y requiriendo la yuda de otra persona en caso de dificultad.

Hemos de tener buena visibilidad para determinar bien la línea de corte.

 

En caso de temor o no saber hacerlo, es preferible acudir a un profesional para que realice el corte de las uñas.

 

* Si provocamos un corte sobre el vaso sanguíneo y generamos una hemorragia, la podemos cortar con polvos férricos o si no disponemos de estos, con algo de harina fina.

 

Para mantener las uñas cortas podemos poner una piedra en el terrario o jaula de nuestro erizo. Viene bien que sea de superficie aplanada, y les servirá para afilar las uñas y mantenerlas gastadas

 

 

Información extraída de La Senda del Erizo