El conejo y los cables: Prepara tu casa a prueba de conejos

Preparar tu casa a prueba de conejos es parte de la convivencia con un conejo. Es natural para estos animales el roer muebles, alfombras, cortinas, y, sobre todo, cables eléctricos. Los cables deberán ser escondidos para que el conejo no los pueda alcanzar. Los cables que queden a su alcance pueden ser revestidos con tubos de plástico, lo que evitará que pueda causar algún daño o morir electrocutado.

 

Proporciona a tu conejo la suficiente atención, así como juguetes que no supongan un peligro para él. Así conseguirás que se distraiga y no tenga tanto afán en roer muebles y alfombras. Una simple caja de cartón puede ser un juguete muy barato y eficaz.

Los conejos jóvenes (menos de un año) son más traviesos y necesitarán más cuidado y más barreras que los conejos adultos.

Información extraida de Anacweb.com