La casa de tu cobaya

 

 

Pese a lo que nos digan en muchas tiendas, las medidas mínimas que ha de tener una jaula para alojar a una cobaya son 60 cms. de largo x 40 cms. de ancho x 30 cms. de alto. Sin embargo la medida ideal es de, como mínimo, un metro de largo, y es la que yo recomiendo comprar, ya que si no, entre el comedero, la cama, el heno, etc. apenas le queda sitio a la cobaya para moverse.

 

Debemos colocar la jaula en un sitio ventilado (lejos de las corrientes de aire), luminoso pero sin exponerlo directamente a la luz del sol y dónde no halla mucho ruido.


Dentro de la jaula nuestra cobaya deberá tener un comedero (preferiblemente que pese, para evitar que lo vuelque), un bebedero de botella y una tolva para el heno (no es imprescindible, pero evita que lo esparza por toda la jaula).

 

Si le ponemos una casita nos los agradecerá, ya que le servirá para resguardarse del frío, pero esto puede significar que no la veamos en todo el día, ya que estará escondido ahí. Una opción para evitar esto es quitarle la casita durante el día y ponérsela sólo por la noche. También le podemos poner una hamaca donde poder tumbarse.

 

Habitualmente se usa viruta para el suelo de la jaula, sin embargo yo recomiendo el lecho de papel prensado, algo más caro, pero no salta fuera de la jaula con las carreras de nuestra cobaya, ni se le queda enganchado al pelo.