Alimentación

Introducción

La dieta básica de las chinchillas comprende el heno, los pellets o concentrados de comida especial para chinchillas, agua fresca y un aporte de calcio. Todo lo que les demos a mayores serán complementos o golosinas que debemos de usar con moderación.

La alimentación de las chinchillas es un tema que siempre ha creado polémica. Hace poco tiempo apenas había en España comidas específicas para chinchillas, con lo cual las personas que tenían una, utilizaban piensos para conejos o para otros roedores, que  no estaban preparados para las necesidades de las chinchillas. No es bueno darle este tipo de piensos a nuestras mascotas, porque las necesidades son diferentes en un conejo, que en un hámster y en la chinchilla.


Algunos cereales y hierbas son excelentes comidas o complementos para las chinchillas. Nunca debemos de darles ningún alimento con insecticidas, pesticidas, sulfatos o cualquier producto que pueda ser tóxico y mortal para ellas. Todas las hierbas y cereales deben de ser naturales y estar bien secos. También es importante guardarlas en sitios sin humedad y que no se mojen.

 

Como hemos dicho al principio, La dieta básica de las chinchillas comprende el heno, los pellets o concentrados de comida, agua fresca y un aporte de calcio. Todo lo que les demos a mayores serán complementos o golosinas que debemos de usar con moderación.


Las chinchillas como todos los animales tienen sus preferencias. Si colocamos en el comedero una comida que contenga muchas cosas, ellas comerán primero lo que más les gusta  y luego los pellets (ricos en fibras, vitaminas y minerales), que realmente son los que le dan el alimento básico (muchas veces los dejan). Si le ponemos otras hierbas en cantidad, las chinchillas preferirán esas hierbas antes que el heno y podremos tener problemas intestinales y en el futuro, dentales también.


Debemos de tener esto presente porque la cantidad de extras o complementos que les demos deben de ser muy reducidos, y que lo que más abunde en el comedero sea su alimento básico: Pellets para chinchillas y heno.


Muchas personas optan por dejar comida abundante y heno a libre discreción de las chinchillas. Esto tiene la desventaja de que pueden ensuciar el comedero o el heno con orina o heces, lo que conlleva el riesgo de bacterias o fermentación de la orina con el heno y posibles problemas de salud;  pero si se mantiene la higiene con comederos adecuados (a una altura que no los puedan volcar ni ensuciar) y dispensadores de heno para que puedan comer sin peligros, es una opción aceptable.


Los libros recomiendan unos 30 gramos diarios por chinchilla, lo que sería como un puñado de comida, pero debemos de pensar que cada chinchilla tendrá unas necesidades diferentes y en diferente cantidad. 


No es lo mismo una chinchilla de 1 mes que está creciendo, que una chinchilla adulta con las necesidades de crecimiento cubiertas, o una chinchilla enferma con necesidades especiales, o una chinchilla anciana. Incluso en la misma situación cada chinchilla tiene sus características propias. Hay chinchillas con más necesidad de calcio (como los bebés en crecimiento y las mamas que esperan chinchillas bebés), chinchillas con mas necesidades de vitaminas (las enfermas o creciendo), etc. En general debemos de cuidar mucho la alimentación de las chinchillas cuando son jóvenes porque de ello dependerá su salud futura y su crecimiento, al igual que las chinchillas adultas, que deberán mantenerse sanas y fuertes.


La fibra y la celulosa, es muy importante que tengan en toda su vida, siempre disponible en su dieta, para que les funcione bien el intestino, de aquí que sea esencial el heno en su día a día.


El agua debe de estar limpia, fresca (a temperatura ambiente, el agua fría puede provocar trastornos digestivos o resfriados), y siempre a su alcance. El agua de botella es mejor para evitar ciertos contaminantes del agua del grifo, que podrían provocar alteraciones en la flora intestinal y aumentar las bacterias provocando que aparezcan parásitos.

 


Las hierbas y plantas

 

El aloe vera y la flor de pascua son plantas tóxicas y mortales. No debemos dárselas ni ponerlas a su alcance jamás.

 

Timothy Grass

 

Es una gramínea de origen europeo que es superabundante en EEUU. Se considera el mejor pienso para las chinchillas. En España es complicado conseguirla.

 

El heno

 

Es el alimento básico de las chinchillas, junto con los pellets. Rico en fibra, es imprescindible para el buen funcionamiento del sistema intestinal y un equilibrio de su flora. Hay muchos tipos de heno, y nunca debe faltar en su comida a libre disposición.

 

La alfalfa

 

Es una leguminosa con un alto contenido en proteinas, llegando al 55%. Tiene vitaminas y minerales como calcio, hierro, fósforo, zinc o sílice. También fortalece las uñas y el pelo. Se aconseja en chinchillas que van a ser mamás o en chinchillas con bebés ya que estimula la producción de leche.

 

El diente de león

 

Otra hierba pasión de las chinchillas. El diente de león tiene muchos minerales y vitaminas que hace que a las chinchillas les encante. Contiene vitaminas A, B, C y E y potasio, tiene propiedades depurativas y estimula el funcionamiento del hígado. Todo esto lo convierte en un buen protector del hígado ante intoxicaciones alimentarias. Tiene propiedades laxantes si se les da en exceso. Tiene que estar seco.

 

Los pétalos de rosa

 

Son uno de los mejores manjares para las chinchillas. Tienen muchísimas propiedades digestivas y son ricos en vitamina C sobretodo, y también en vitamina A, B y K. 

 

La menta

 

Su poder calmante es enorme gracias al mentol, recomendada para quemaduras en la piel o pruritos. Tiene propiedades sedantes, antiespasmódicas, tónicas y digestivas. Es un buen remedio para problemas respiratorios. Es una planta sencilla de encontrar y de secar, que gusta mucho a las chinchillas.

 

Las ortigas

 

Son unas hierbas muy ricas en vitaminas A, B, C y K, y con muchos minerales y proteínas. La clorofila que contienen las hacen un buen tonificante. Protegen el hígado, y ayudan al estómago favoreciendo los movimientos intestinales y la digestión. Como contienen mucho hierro son buenas para prevenir anemias. También es sencilla de encontrar pero si la cogemos nosotros…cuidado que pican.

 

El cardo

 

Es una hierba cuyas semillas son un buen complemento para las chinchillas. Ayuda muchoa las funciones hepáticas y al buen funcionamiento de la sangre. Es rico en calcio, potasio, fibre y vitamina B. Colabora a eliminar las toxinas del hígado y a regenerar sus células.

 

 

Semillas y granos

 

La avena


Una gramínea que no tiene tanto valor nutritivo como la alfalfa  y el trébol, las proteínas no pasan el 6% (en cambio tiene mas hidratos de carbono que las demás cerca de un 47% y muchísimo contenido vitamínico). A las chinchillas les encantan. Contiene vitaminas B1, B2, B3, B6 y E así como hierro, potasio, sodio, magnesio, calcio y fósforo entre otros.

 

El maíz

 

Es un grano que antiguamente comían las chinchillas que se capturaban, pero que tiene mucho contenido en hidratos de carbono, así que hay que tener cuidado con no darle demasiado. Por el contrario es alto en magnesio y también en vitamina B que ayuda al sistema nervioso.

 

El trigo

 

Es un grano rico en vitamina E y alto en hidratos de carbono. Muy bueno también para chinchillas embarazadas, que necestian un alto aporte de vitamina E.

 

La cebada

 

Un grano que no gusta mucho a las chinchillas, pero que también se les podría dar como complemento.

 

Lino o linaza

 

Son unas semillas de color marrón muy pequeñas, que se suelen vender en las tiendas en la sección de pájartos, o mezcladas con germen de trigo en las tiendas especializadas. Pero cuidado…El lino por sí sólo no se puede dar a una chinchilla más de 4 o 5 semillitas por día, ya que provoca diarrea. La mezcla de semillas de lino y soja  se puede dar en proporción 1/10 una cucharadita de café por día  a cada chinchilla. Ayuda mucho también con la producción de leche si nuestra chinchilla espera bebés, es muy bueno para el pelaje de las chinchillas y alto en proteínas. 

 

Algarrobas

 

Son ricas en hidratos de carbono y en glucosa, y es un remedio muy útil contra las heces blandas, diarreas o problemas digestivos en las chinchillas.

 

Cereales preparados

 

Cereales ricos en fibras que no tengan ni chocolate (veneno para las chinchillas) ni azúcares son excelentes complementos para la dieta de las chinchillas. Son ricos en todos los derivados de la vitamina B así como hierro, fósforo, magnesio y zinc.

 

 

Los pellets

 

Son pequeños palitos mezcla de alfalfa, trigo, cebada, avena y minerales y vitaminas, todo concentrado y en proporciones adecuadas a las chinchillas. Podemos encontrar también pellets para conejos y pellets para otros animales, pero esos piensos no tienen las proporciones adecuadas para las chinchillas. Generalmente los pellets para chinchillas contienen un 4% en grasas, un 36% de hidratos de carbono, un 16% de proteínas, además de vitaminas y minerales. En España tenemos muchas marcas diferentes de pellets y preparados con granos para chinchillas como Novopet, Living World, Prestige, Tyrol, Hamiform, Caviex, Xtravital, SLuis y Vitakraft entre otras. No podemos decir que ninguna sea perfecta porque siempre carecen o se exceden de algún nutriente. Lo ideal sería tener una fábrica de cereales cerca que los hiciera con la composición que les diéramos, pero normalmente eso es complicado porque sólo hacen encargos de muchos kilos.

 

 

Frutas y verduras

 

Las verduras

 

Las chinchillas no necesitan las verduras, no son básicas en su dieta. Los contenidos que tengan de vitaminas o de minerales y sales los comen a través de otros elementos de su dieta como el heno, alfalfa o los componentes de los pellets.

 

Debemos de recordar que no es una buena opción para las chinchillas porque contienen demasiada agua para su aparato digestivo y los riesgos de provocar diarreas o problemas gastrointestinales graves son altos. La única verdura que se considera apta como complemento para las chinchillas es la zanahoria seca.


Algunos veterinarios sí apoyan el uso de verduras y frutas frescas,  y las recomiendan en caso de enfermedades puntuales, o incluso en la dieta normal de las chinchillas. Los artículos y mucha documentación  de EEUU y Europa sobre esta polémica se decantan por no utilizar alimentos frescos con las chinchillas.

 

Las frutas frescas

 

Al igual que las verduras, tienen altos contenidos en agua y algunas en azúcares. La manzana seca es un complemento saludable para las chinchillas si se la damos una vez o dos por semana. Las podemos secar nosotros mismos en rodajas pequeñas o comprarlas ya secas en tiendas.

 

Los frutos secos

 

Desde las uvas pasas, delicia absoluta para las chinchillas,  pasando por las almendras, avellanas, cacahuetes (naturales sin ningún añadido) hasta las nueces y pipas…tenemos todo un repertorio de golosinas para nuestras pequeñas bolas de pelo. Pero atención….todas y cada una de ellas son alimentos con un altísimo contenido en grasas, así que debemos de ser prudentes y dárselas con moderación si no queremos una chinchilla con problemas de peso o de salud a la larga. Evidentemente son sencillas de encontrar en las tiendas y supermercados, y siempre tenemos que asegurarnos de que no traen aditivos ni azúcares.

 

De todas estas cosas hay muchos paquetes en las tiendas de mezclas y golosinas variadas como barritas, snacks, frutas para roedores secas, cocktails, bolsas de escaramujos, frutos secos, manzana seca, zanahoria seca,  verduras secas, etc. Con todas estas cosas debemos de ser muy prudentes y no excedernos, una o dos a la semana sería razonable teniendo en cuenta que la mayoría de estos preparados tienen una composición general para roedores y son altos en grases y colorantes. Si son naturales como paquetes individuales de manzana seca, escaramujos podemos darle más cantidad. 


 

Las maderas y las ramas de árboles

Las vitaminas, los minerales y el calcio

 

Las vitaminas

 

Vitamina A (Retinol): Imprescindible para las chinchillas pequeñas, para que crezcan.

 

El calostro que produce la mamá chinchilla es riquísimo en esta vitamina, 15 veces más que la leche, por eso es tan importante que los bebitos se alimenten bien y con leche de su madre. Sin ella las chinchillas se quedarán pequeñas y con problemas de crecimiento. La encontraremos en el heno y las zanahorias secas.

  • Necesaria para el crecimiento y el desarrollo de los huesos.
  • Esencial para el crecimiento, mantenimiento y reparación de las células de las mucosas, epitelios, piel, visión, uñas, cabello y dientes.
  • Esencial para el sistema inmune: contribuye en la prevención de enfermedades infecciosas, especialmente del aparato respiratorio. Estimula las funciones inmunes, entre ellas la respuesta de los anticuerpos que intervienen en la defensa del organismo. Promueve la reparación de tejidos infectados y aumenta la resistencia a la infección.
  • Sistema reproductivo: contribuye en la función normal de reproducción, ayuda a que los cambios que se producen en las células y tejidos durante el desarrollo del feto se desarrollen normalmente.
  • Visión: es fundamental para la visión, ya que el Retinol contribuye a mejorar la visión nocturna esencial en las chinchillas. También ayuda a combatir infecciones bacterianas como conjuntivitis.

 

Vitamina D

  • Sistema óseo y dentario: mantiene los niveles de calcio y fósforo fortaleciendo los huesos y los dientes. Estimula la absorción intestinal de calcio y fósforo y su reabsorción en los riñones vitales para el crecimiento y desarrollo normal de huesos y dientes.
  • Sistema inmune: fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones.
  • Sistema nervioso: los niveles de calcio son esenciales para la transmisión del impulso nervioso y la contracción muscular. La vitamina D al regular los niveles de calcio en la sangre tiene un papel importante en el funcionamiento saludable de nervios y músculos.

 

Vitamina C: Interviene en el mantenimiento de huesos, dientes y vasos sanguíneos por ser buena para la formación y mantenimiento del colágeno, al igual que en el pelaje.  Es el ácido ascórbico que los animales en general no pueden sintetizar, pero la chinchilla sí puede. Las bayas contienen mucha vitamina C, al igual que la zanahoria.

 

Vitamina B1: Conocida también como Tiamina, esta vitamina participa en el metabolismo de los hidratos de carbono para la generación de energía, cumple un rol indispensable en el funcionamiento del sistema nervioso, además de contribuir con el crecimiento y el mantenimiento de la piel. El buen estado de la vista, también depende de la tiamina.

 

Vitamina B2: También conocida como riboflavina. Es necesaria para la piel, las mucosas y la vista.

 

Colabora en el crecimiento de las chinchillas pequeñas. Su carencia provoca la caída del pelo. Los pellets suelen contener esta vitamina , igual que la B1.

 

Vitamina B3: También conocida como Niacina, y en algunos países vitamina PP, la vitamina B3 participa en el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas y grasas, en la circulación sanguínea y en la cadena respiratoria. Interviene en el crecimiento, funcionamiento del sistema nervioso, en el buen estado de la piel y en la respiración de nuestras mascotas.

 

Vitamina B6: Desarrolla una función vital en el organismo que es la síntesis de proteínas, grasas y en la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas. Colabora con la producción de anticuerpos que son esenciales en caso de enfermedad. Su falta provoca convulsiones y anemias entre otros.

 

Vitamina B12: Es esencial para la síntesis de la hemoglobina y la elaboración de células, y también para el buen estado del sistema nervioso.  Sólo la sintetizan los propios animales, no viene de los productos vegetales. La carencia de esta vitamina se ve reflejada directamente en anemias con debilitamiento general y parálisis.

 

Vitamina E: Es esencial para el sistema nervioso y el buen desarrollo de los músculos en las chinchillas.

  • Evita la destrucción anormal de glóbulos rojos, evita trastornos oculares, anemias y problemas cardíacos. Los cereales son ricos en esta vitamina.
  • Protege a las células de compuestos tóxicos, metales pesados (plata, mercurio, plomo y ayuda a la desintoxicación del organismo.
  • Es esencial en el mantenimiento del sistema nervioso.
  • Favorece la circulación de la sangre.
  • Protección contra la anemia.
  • Fertilidad y sistema reproductivo: ciertos estudios en animales indicaron que la vitamina E es esencial para la reproducción normal en varias especies de mamíferos.

 

Vitamina K: Las chinchillas sintetizan ellas mismas esta vitamina que es básica para la coagulación de la sangre y para evitar hemorragias o hematomas en las chinchillas.

 

Vitamina H o B8: Está en los ácidos grasos y en todos los pellets en cantidad suficiente para las chinchillas. Es esencial para el buen funcionamiento de la flora intestinal y básica en el crecimiento de las chinchillas.

 

Vitamina M o Ácido Fólico:  El heno, las hierbas y hojas secas son ricos en esta vitamina, por lo que es un alimento básico en las chinchillas. Es la responsable de la formación de los glóbulos rojos y del crecimiento de las células…lo que la hace importantísima en las chinchillas que están creciendo y formándose para evitar anemias.

 

Estas y algunas otras vitaminas son imprescindibles para el buen funcionamiento y crecimiento de las chinchillas. Cualquier carencia se reflejará en la salud y en problemas en el crecimiento. Muchas de ellas las tenemos en forma líquida, y podemos utilizarlas en casos puntuales y siempre con prescripción de un veterinario.

 

 

Los minerales y las sales

 

Los minerales son elementos 

químicos imprescindibles para el normal funcionamiento metabólico. El agua circula entre los distintos compartimentos corporales llevando electrolitos, que son partículas minerales en solución.

 

Son: Sodio, Potasio, Calcio, Fósforo, Magnesio, Azufre, Cobre, Yodo, Hierro, Manganeso, CromoCobaltoZinc y Selenio.

 

Todos y cada uno de ellos son esenciales en el funcionamiento del organismo de una chinchilla, en su proporción y deben de obtener los minerales y las sales desde fuera.

 

 

El carbón vegetal

 

Son muchos los veterinarios especialistas en exóticos que lo recomiendan. El carbón tiene unos contenidos altísimos en sales y minerales que contribuyen al buen funcionamiento digestivo de las chinchillas, así como a la absorción de líquidos y bacterias en el intestino, lo cual lo hace un excelente complemento para prevenir problemas en las heces y también para curarlos. A esto hay que añadirle el desgaste de dientes que provoca, lo que también contribuye a la buena salud dental de nuestras mascotas. Podemos encontrarlo en cualquier supermercado o incluso en tiendas de jardinería, lo malo que son sacos de 3 kg el más pequeño. Si se lo damos un par de veces a la semana estarán encantados no sólo comiéndolo, sino también revolcándose en él si tienen oportunidad (con unos baños de arena estarán otra vez como nuevos).

 

 

El calcio

 

Todos sabemos que el calcio 

es un elemento que forma parte de los huesos, de las transmisiones nerviosas y de muchos otros procesos de los seres vivos. Las chinchillas necesitan el calcio en su dieta. Si la chinchilla está en pleno crecimiento y desarrollo lo necesitará para la formación de sus huesos, dientes y uñas, así como para crecer correctamente. Tenemos calcio en la tiendas de animales en forma de piedras muy variadas. Una jibia de sepia bien seca también aportará mucho calcio así como sales. Incluso podemos encontrar pastillas de tamaño pequeño para colocar en el comedero y tener su ración todos los días.

 

Las piedras de calcio contribuyen al desgaste de los dientes, que será muy bueno para evitar que crezcan demasiado y provoquen problemas.