¡A comer!

La dieta de las ardillas listadas en la naturaleza se basa en los frutos y semillas que pueden encontrar en su medio ambiente. En cautividad debemos de tratar de proporcionar este tipo de alimentos. La dieta tiene que estar afianzada en un componente principal que es el pienso granulado. Teóricamente cualquier pienso del empleado para roedores o conejos sería válido, sin embargo esto no es así. Los piensos para conejos frecuentemente están medicados (contienen fármacos), y los piensos para cobayas contienen vitamina C suplementaria que es innecesaria en el caso de otros animales a excepción de los mono y el hombre, y este no es el caso. Los piensos específicos para chinchillas podrían usarse, pero son más caros y muy difíciles de encontrar. La mejor opción pues es recurrir a piensos formulados para ratas, ratones y hámsters. 
Nunca hay que olvidar que el pienso granulado es un componente de la dieta y nada más que eso. Una dieta exclusivamente a base de este tipo de alimento mantendrá bien alimentados a los animales, pero los aburrirá. El no cambiar de sabores, texturas, etc., acaba por aburrir a los animales que pueden llegar incluso a rechazar este alimento. Por eso es recomendable mezclar el pienso con otros alimentos para hacer la dieta más variada. Lo más habitual es usar semillas. La avena descascarillada suele ser bien aceptada por las ardillas, al igual que los copos de maíz. El trigo sin embargo, aunque es un buen alimento, no suele gustarles demasiado. 
También son de su agrado los frutos secos, que son especialmente útiles como soporte durante las épocas más rigurosas para aquellos animales que se alojan en el exterior, y también como golosinas. Las pipas de girasol sin sal, así como los cacahuetes, son un alimento delicioso para nuestras ardillas. No obstante su elevado contenido en grasa hace que se deban suministrar con mucha moderación. También se les pueden dar frutos secos como avellanas, nueces, almendras, bellotas,... Las cáscaras de estos son muchas veces demasiado duras para que una ardilla las abra, en especial los ejemplares jóvenes. Esto puede solventarse dándoselos pelados, con la cáscara rota o haciendo un pequeño agujero en esta. 
En el comercio existen mezclas ya preparadas de pienso con distintos tipos de semillas. Hay que prestar especial atención a las semillas oleaginosas con las que alimentamos a nuestras ardillas, puesto que por su contenido en grasa se enrancian con facilidad, generándose productos perjudiciales para la salud. 
Como golosinas también les podemos dar de vez en cuando algún insecto como tenebrios o grillos, alguna galleta o algo de pienso seco para perros o gatos. 
También hay que suministrarles cierta cantidad de frutas y verduras como pueden ser la zanahoria, coliflor, achicoria, manzana, peras, moras, melocotones, ciruelas... 
Hay que tener la precaución de retirar el hueso a las frutas que lo tengan, puesto que la semilla contiene ácido cianídrico que puede resultar peligroso para nuestra mascota. 
La aceptación o no de determinados tipos de alimentos depende de cada animal; a unos les gustan cosas que otros rechazan. 
Es recomendable distribuir el alimento dos veces al día, pronto por la mañana y una o dos horas antes del atardecer. Hay que tener cuidado y suministrar la cantidad justa de comida, puesto que estos animales almacenan el alimento que se les da en demasía. 
Las ardillas son animales poco exigentes en lo que a cuidados se refiere. Se les ha de dar la posibilidad de desgastar sus incisivos royendo (ramas, tubos de cartón del papel higiénico, nueces, galletas para perros...). 
No les gusta que se las coja, y los animales que no hayan tenido trato con los humanos desde sus primeros días ni siquiera lo permitirán. Se puede decir que son de mordisco rápido, a diferencia de otros roedores no dudarán en mordernos si las importunamos. Por eso, cuando queramos una ardilla como mascota es preferible comprar un animal joven, entre 8 y 16 semanas. Los animales mayores raramente se adaptan a la manipulación por parte de los humanos. Lo ideal es adquirirlas provenientes de criadores que practiquen la cría a mano. 
Para el refugio hay que proporcionar a las ardillas un material de relleno. Como en el caso de otros roedores el heno es una buena opción. Hay que cambiar el material del nido periódicamente, y sustituir los alimentos almacenados que pueden estropearse por el paso del tiempo. Hay que retirar los alimentos sobrantes y limpiar el comedero a diario. El bebedero se vaciará y desinfectará al menos una vez a la semana. El agua debe reponerse a diario. 

 

Preguntas frecuentes

1-¿Qué comen las ardillas? 

 

Las ardillas se alimentan básicamente de semillas y cereales, frutas y verduras y alimento animal. En cuanto a las semillas y cereales existen en el mercado multitud de marcas con proporciones más o menos adecuadas para ardillas listadas, no obstante, no recomiendo comprar un solo producto sino varios para mezclarlo y asegurarnos que obtenemos una proporción nutricional más compensada. Otra opción es acudir a una semillería o a un establecimiento de suministros agrícolas y comprar por separados semillas a fin de establecer una mezcla básica. Este método puede ser más adecuado para aquellos que tengan un numero considerable de ardillas y sea más rentable comprar semillas por peso que para otros con menos ardillas que necesitan menos alimentos y que un envase comercial puede resultar más rentable. En la bibliografía especializada aparece una proporción de semillas básicas a seguir que es la siguiente: 
Copos (maíz, avena, etc) 25% copos 
Diversos tipos de semillas (maíz, semillas de girasol, grano, avena, arroz) 40% semillas de girasol 
25% grano 
10% cáñamo 
Frutos de bosque (nueces, castañas, etc) Nueces y avellanas sin cáscara, frutos de bosque, etc. 
Verdura deshidratada
Insectos (secos o naturales)
En cuanto a las frutas podremos suministrar multitud de ellas para comprobar el gusto de nuestras ardillas, si bien, estas han de estar convenientemente lavadas. Podemos citar: 
Manzanas Peras Melocotones Ciruelas 
Sandías Naranjas Pasas Dátiles 
Piñas Kiwis Etc
Las verduras no les atrae tanto como las frutas pero también se las podremos suministrar, flores, dientes de león, clabazas, lechuga, tomates, pimientos y todo aquello que normalmente tenemos más a mano y no supone un esfuerzo para nosotros. 
En cuanto al alimento animal podemos suministrar insectos que se utilizan para criar reptiles en terrarios como Lombrices, zozhopbas, grillos, babosas, caracoles y crías de ratón. Es necesario decir que las semillas son el alimento principal-base de la dieta, las frutas en menos cantidad y finalmente el alimento animal más ocasional. 
Las comida que consumen los humanos no son validas para ellas, comidas saladas o aliñadas, conservantes y colorantes, etc En cautividad deberemos guardar un equilibrio, de lo contrario, nuestros animales engordarán y podrán sufrir enfermedades metabólicas.

 


2-¿Son buenas las naranjas? 

 

Las naranjas por su contenido en vitamina C son muy aconsejables para las ardillas porque previenen muchas carencias y por que son del agrado de nuestras ardillas. Es falso el tópico que no se pueden suministrar frutas ácidas a nuestras ardillas. En nuestro caso las naranjas suelen ser muy recomendables incluso por veterinarios especializados que no dudan en proponerla en la dieta básica. 

 


3- ¿Comen insectos en la dieta?

 

Dentro de los alimentos propuestos de origen animal en la pregunta referente a la alimentación se dejó entrever que estos resultan de todo recomendables para nuestras mascotas. Algunos son más completos que otros pero ninguno resulta satisfactorio como para poder establecerlo como un alimento básico: 
- Gusano de la harina: Por el nombre de "gusano de la harina" se conoce a las crías de un escarabajo, el Tenebrio mollitor o escarabajo molinero. Este insecto constituía una auténtica plaga en los molinos y obradores donde podía causar graves pérdidas económicas. Actualmente es difícil encontrar esta especie en estado "salvaje" puesto que cada vez hay menos molinos. 
índice Calcio / fósforo muy desequilibrado (alrededor de 0,32) y son demasiado ricos en grasas. 
-Grillos: Los grillos son quizás los insectos más utilizados para alimentación de otros animales junto con los tenebrios. Presentan claras ventajas respecto a estos; su nivel de calcio / fósforo es mucho más adecuado, aunque no es ni mucho menos el óptimo. Además, contienen menos quitina y grasas que los tenebrios. 
-Lombrices: 
- Langostas: tiene una composición muy adecuada como alimento, tan buena como los grillos. A los animales les gusta y es raro que sea rechazada. 

 

4-Barritas de cereales y semillas para loros o aves.

 

Podemos probar con muchos alimentos de los que se utilizan para otros animales. Las barritas para pájaros como Loros y Cotorras recubiertos de miel y pegadas a una barra de madera resultarán atractivas para nuestras ardillas y servirán para complementarle la dieta. Existe una amplia variedad que podemos ir probando en función del gusto de nuestras mascotas. 


5-¿Por qué no puedo dar a mi ardilla almendras?

 

Podemos alimentar a nuestras ardillas con almendras siempre que no sean almendras amargas. Las almendras amargas no solo son venenosas para ellas sino para cualquier bicho viviente. Normalmente contienen ácido cianídrico, cianuro, un veneno muy potente que la dejara grogui con una pequeña cantidad. Si suministramos almendras es imprescindible que nos aseguremos que estas no son amargas ya de lo contrario lo lamentará nuestra ardilla. 

 

6-¿Puedo mantener la dieta de mi ardilla?

 

Es necesario variar la dieta de nuestra ardilla porque ella al igual que nosotros se cansaría de consumir lo mismo y produciría anemia. Existen muchos alimentos de diverso tipo que podemos suministrar a nuestras ardillas ya que cada uno contiene nutrientes que le faltan a otro y así sucesivamente. La variedad continua y sistemática es indispensable en la alimentación de nuestra mascota. 

7-¿Cómo puedo suministrar sales minerales y calcio a mi ardilla? 

 

Existen bloques de calcio y sales minerales que se cuelgan de nuestras jaulas y aseguran estos nutrientes esenciales. Normalmente a la ardilla le gustará degustar estos bloques y lo irá royendo poco a poco. Es fácil encontrarlos en tiendas especializadas de animales por un precio muy asequible. 

8-¿Qué pienso para ardillas es el mejor? 

 

Por sentido común el mejor pienso es el más equilibrado nutricionalmente hablando y el más equilibrado no es uno en particular sino varios mezclados en un recipiente hermético adecuado. La mezcla de semillas asegura proporciones que mejoran la dieta básica de la ardilla listada. Dentro de las muchas marcas que se encuentran a la venta es mejor optar aquellas confeccionadas por veterinarios o preguntar al mismo veterinario ya que las diferencias existen lógicamente y por ser un producto barato, debemos buscar siempre la mejor calidad. Tal y como se exponía en una pregunta anterior referente a la alimentación podemos optar por confeccionar la mezcla nosotros mismos. 

9-¿Pongo comedero para ardillas o dejo la comida en el suelo? 

 

Existen muchos comederos a la venta, de diversos tipos, materiales, texturas, etc El más aconsejable son aquellos de acero inoxidable que plásticos o similares que resulten apropiados para roer y que pueden colgarse y separarse del suelo. Resultan muy higiénicos a la hora de lavarse y tienen la ventaja que al estar colgados no tienen contacto con el suelo. Podemos introducir en él los alimentos húmedos como frutas, verduras, insectos etc. Por el contrario resulta muy apropiado que las ardillas puedan buscar su propio alimento por el suelo en forma de semillas y frutos para habituarlas a como lo harían en la naturaleza y que mantengan sus hábitos naturales. Si la jaula no dispone de suelo sino de rejilla podemos utilizar dos comederos, uno para la fruta, etc y otro para las semillas. 

10- ¿Cómo se liman los dientes? 

 

Las ardillas tienen un continuo crecimiento de los dientes que se va desgastando a medida que van royendo las cáscaras de los frutos y semillas de los que se alimenta. Es necesario proporcionarle frutos de cáscara dura para que vayan desgastando sus incisivos, nueces, cacahuetes, castañas, piedras de sales, tubos de cartón, etc Un crecimiento inconveniente puede ocasionar daños al animal y necesita la intervención de un veterinario. Si la ardilla no presta atención a los frutos de cáscara dura debemos obligarla a roerlos aumentándolos en su dieta para que se vea obligada a roer. 

 

Información extraída de ardillascoreanas.mforos.com